Questo sito utilizza i cookie (anche di terze parti) per offrirti un'esperienza di navigazione migliore. Continuando la navigazione accetti l'impiego di cookie in accordo con la nostra policy.Per maggiori informazioni leggi qui.

La flor de la alcaparra de Salina - Slow Food

LAS ALCAPARRAS DE LA ISLA DE SALINA, VIRTUD ENOGASTRONÓMICA DE LAS EOLIAS

¿Porqué la isla de Salina es tan conocida por sus alcaparras?
¿Porqué son los mejores que todos los otros cultivados en el área Mediterránea?
Dejamos cada referencia a identificación científica, botánica, biológica o del cultivo y descubrimos como nace y como saborear la alcaparra, materia prima excelente de la enogastronomía de Salina y de las islas Eolias.

Divino, paradisíaco, celestial: son algunos adjetivos que pueden describir con orgullo el botón floral de la planta de la alcaparra, certificado Slow Food de la isla de Salina e ingrediente imprescindible para la cocina tradicional. Seguramente habréis visto muchísimas imágenes extraordinarias de las flores de alcaparra, que estallan hacia el cielo la belleza de sus estambres y pistilos coloreados, pero el verdadero secreto no está solo en la flor: hay el perfume paradisíaco que está encerrado en ella. Solo quien visita la isla de Salina podrá acercarse a una planta de alcaparra (omnipresente en la isla) y oler el delicado y característico perfume que emana.

Desde hace épocas antiguas la flor de la alcaparra fue nombrada “Orquídea del Mediterráneo”, el pueblo de Salina ha sabido exaltar sus características genéticas mejores, valorando el cultivo y la conservación de estos preciosos botones. El orgullo de la isla de Salina es cultivar desde hace siglos, con gestos antiguos y sentimientos casi humanizados, una variedad de alcaparra (“cultivar” Nocellara), que se distingue profundamente de otras variedades por forma, sabor y duración del producto. Las alcaparras de la isla de Salina son diferentes de las difundidas en comercio: se muestran más redondeadas (a diferencia de las alcaparras comunes que son achatadas) y más duras que otros tipos cultivados en otras partes. De hecho la alcaparra de Salina es certificada Slow Food.

Religiosamente y con apasionada atención nuestros productores de alcaparras empiezan en mayo la cosecha, que durante cuatro meses se acaba dejando muchos productos diferentes, los cuales proceden del cultivo de una planta que durante el resto del año produce solo largos sarmientos. La alcaparra de la isla de Salina se muestra en comercio de maneras diferentes, según el tamaño o el grado de desarrollo: el botón floral recogido cuando es aún pequeño produce la “puntina” (dura, decorativa y con aroma delicado), el botón más grande produce el “cappero mezzano” (sabor intenso y agradable) y por último, poco antes de brotar, el botón más desarrollado produce el “capperone” (estado excelente por estallido de sabor durante la cocción, también perfecto para las características ensaladas). Cuando se abrirá, el botón típico de Salina producirá el maravilloso fruto de la alcaparra, nombrado “cucuncio”, que tiene forma de pepinillo con largo pecíolo y se caracteriza por un aroma intenso.

La alcaparra de la isla de Salina es una indiscutible y noble presencia en el panorama comercial, tiene una calidad excelente y en su conservación hay una atención especial en el empleo de la sal marina, como único medio. En la última década se empezó y desarrolló en Salina el cultivo, la producción y la conservación (preponderantemente en estado de congelación) de alcaparras destinadas a la exportación, para la preparación de productos farmacéuticos y cosméticos.

Contáctenos para su publicidad
Contáctenos para su publicidad
Donde dormir
Donde comer
Compras
Enogastronomìa
Servicios
Diario del viajero
  • login
  • register
  • newsletter
  • Enlace a las imágenes de la cámara web en vivo en el Puerto de Santa Marina Salina en las Islas Eolias
Blog - Lovesalina
    Salina es un Patrimonio de la Humanidad
    Contáctenos para su publicidad
    Contáctenos para su publicidad
    Contáctenos para su publicidad